PROGRAMA DE CONSERVACIÓN EX-SITU DEL LINCE IBÉRICO
NOTICIAS

Buscar:

Emparejamientos y cópulas 2017

Para la actual temporada de cría 2017, el programa de conservación ex situ del lince ibérico ha establecido 23 parejas reproductoras. Teniendo en cuenta los parámetros reproductivos registrados en el programa hasta la fecha (2005-2016), se estima obtener una cifra comprendida entre los 29 y 41 cachorros.

2017-02-07

En la pasada temporada de cría 2016, el programa de conservación ex situ del lince ibérico estableció 23 parejas reproductoras en base a las recomendaciones establecidas por las diferentes administraciones involucradas en la conservación de esta especie (ver noticia). Estas  23 parejas dieron lugar al nacimiento de 58 cachorros, 48 de los cuales han salido adelante y 40 están siendo preparados para su liberación en los primeros meses del 2017 en el marco del Programa LIFE+ Iberlince en la península ibérica, cuyas reintroducciones comenzaron el 25 de enero en el área de Guarrizas, Jaén (ver noticia Iberlince).

 

Para la actual temporada de cría 2017, el programa de conservación ex situ del lince ibérico ha mantenido 23 parejas reproductoras, igual que el año pasado, teniendo en cuenta tanto las instalaciones disponibles en cada uno de los centros de cría como las necesidades de animales para ser liberados en los diferentes programas de reintroducción que se están llevando a cabo en Andalucía, Castilla La Mancha, Extremadura y Portugal. Las parejas propuestas responden a un cuidado manejo genético con el objetivo de garantizar la mayor diversidad y variabilidad genética de las camadas resultantes.

 

Gitanilla y sus cachorros

 

Estos 23 emparejamientos distan del número máximo de parejas que han llegado a realizarse en el programa de cría: 29 hembras en la temporada reproductora 2011.  Esto se debe a la falta de espacio existente en los centros de cría debido, en gran parte, al elevado número de ejemplares no reproductores albergados actualmente en el programa, ya sea por consideraciones genéticas, fisiológicas o etológicas. Desde el programa de cría se está buscando una solución a este problema de espacio y saturación, principalmente mediante la salida de estos ejemplares no reproductores a centros de exhibición donde puedan seguir contribuyendo a la conservación de su especie mediante la sensibilización y la concienciación social a través de programas de educación ambiental.

 

Con 23 parejas reproductoras constituidas y teniendo en cuenta los parámetros reproductivos registrados en el programa hasta la fecha (2005-2016), se estima obtener una cifra comprendida entre los 29 y 41 cachorros, aunque a tenor de los datos de las últimas temporadas reproductoras, es probable que esta cifra sea más cercana a los cuarenta cachorros que llegan a sobrevivir al destete.

 

Al igual que años anteriores, la mayor parte de los ejemplares que nazcan en 2017 serán preparados para su liberación en el medio natural y el resto pasarán a formar parte del stock reproductivo del programa de cría con el objetivo de mantener una adecuada diversidad genética y un adecuado equilibrio demográfico.

 

En la tabla adjunta se detallan los emparejamientos realizados en cada centro de cría así como las fechas de las cópulas que ya han tenido lugar y la fecha estimada del parto, teniendo en cuenta que el periodo de gestación de las hembras de lince ibérico es de entre 63 y 66 días después de la primera cópula.

Tabla de emparejamientos 2017

 

Entre los ejemplares emparejados este 2017, hay 3 hembras que al año pasado fueron primerizas (Jabaluna, Jaipur y Jandra) y que no dejaron descendencia, bien por no quedar gestantes o bien por aborto, por lo que se espera que este 2017 puedan tener sus primeros cachorros. En esta temporada reproductora son cuatro las nuevas hembras primerizas que se han emparejado: Janes, Juno, Kaida y Kolia. Por otro lado, Adelfa sigue siendo el ejemplar que más veces se ha emparejado en el programa de cría, con 10 temporadas reproductoras y 13 cachorros que han sobrevivido al destete.

 

De las dos hembras que faltan por copular a día de hoy, parece ser que Janes ya ha entrado en celo y que el macho no ha mostrado interés, por lo que se va a estar pendiente de si pudiera entrar en un segundo celo y en el caso que el macho siguiera mostrando ese desinterés, cambiarlo por otro e intentar no perder el celo de esa hembra.

 Adelfa

 

Entre los machos cabe destacar que se ha vuelto a utilizar como reproductor a Fran, ejemplar fundador que desde el 2009 no se había emparejado y que este año se ha priorizado su cruce con una hembra de Doñana con el objetivo de dejar descendencia suya en el programa de cría. Esta pareja ha tenido sólo 5 cópulas, por lo que existen pocas posibilidades de que así ocurra, al ser nueve el número mínimo de cópulas con las que hasta la fecha ha quedado una hembra gestante y siendo veinticinco el número medio de cópulas que llega a tener una pareja.

También resaltar que Madagascar, ejemplar fundador que se extrajo de la población de Doñana el año pasado para formar parte del stock reproductor del programa de conservación ex-situ, se ha adaptado perfectamente a la cautividad, mostrando un buen comportamiento y copulando con la hembra Flora el primer año que ha sido utilizado como ejemplar reproductor.

 

Por último, dentro de los pasos que se siguen dando para continuar avanzando en el conocimiento de la especie con el objetivo de ayudar a su conservación, este año se ha realizado el primer intento de inseminación artificial en una hembra de lince ibérico, siendo la pareja elegida para ello la formada por Juromenha y K5 en el centro de Silves, Portugal.